Cómo es la desinfección hospitalaria - Cecoser

Cómo es la desinfección hospitalaria

¿Qué es la desinfección hospitalaria?

desinfectantes-hospitalarios

La desinfección hospitalaria es el proceso de eliminación o reducción significativa de la carga microbiana en superficies, equipo y áreas del hospital. Este proceso se lleva a cabo con el fin de prevenir la propagación de enfermedades infecciosas y reducir la posibilidad de infecciones nosocomiales en los pacientes.

Tipos de desinfección hospitalaria

Existen diferentes tipos de desinfección hospitalaria, que se utilizan en función de la situación.

Desinfección de bajo nivel

La desinfección de bajo nivel se utiliza para reducir la cantidad de microorganismos en superficies y equipos. Se lleva a cabo mediante el uso de detergentes y productos químicos.

Desinfección de nivel intermedio

La desinfección de nivel intermedio se utiliza para reducir la cantidad de microorganismos en superficies y equipos que han estado en contacto con pacientes con enfermedades infecciosas. Se lleva a cabo mediante el uso de productos químicos de mayor potencia.

Desinfección de alto nivel

La desinfección de alto nivel se utiliza para reducir la carga microbiana en superficies y equipos que están altamente contaminados o que han estado en contacto con pacientes con enfermedades altamente infecciosas. Se lleva a cabo mediante el uso de productos químicos especiales y procesos más rigurosos.

Procedimientos de desinfección hospitalaria

La desinfección hospitalaria se lleva a cabo mediante diferentes procedimientos, que varían en función del tipo de desinfección que se requiera. A continuación, veremos los principales procedimientos:

Limpieza manual

La limpieza manual es un proceso que se utiliza para eliminar la suciedad y los residuos visibles de las superficies. Se lleva a cabo mediante el uso de detergentes y productos de limpieza.

Desinfección química

La desinfección química es un proceso que se utiliza para reducir la cantidad de microorganismos en superficies y equipos. Se lleva a cabo mediante el uso de productos químicos específicos que se aplican en la superficie y se dejan actuar durante un tiempo determinado.

Esterilización

La esterilización es un proceso que se utiliza para eliminar todos los microorganismos presentes en una superficie o equipo. Se lleva a cabo mediante el uso de procesos físicos o químicos que destruyen los microorganismos.

Tipos de desinfectantes

Existen diferentes tipos de desinfectantes que se utilizan en la desinfección hospitalaria. Algunos de los más comunes son:

Cloro

El cloro es un desinfectante muy efectivo que se utiliza para la desinfección de superficies y equipos en el hospital. Se aplica en solución y se deja actuar durante un tiempo determinado para reducir la carga microbiana.

Peróxido de hidrógeno

El peróxido de hidrógeno es otro desinfectante comúnmente utilizado en la desinfección hospitalaria. Se utiliza en solución y se aplica en superficies y equipos para reducir la carga microbiana.

Ácido peracético

El ácido peracético es un desinfectante muy potente que se utiliza en la desinfección de superficies y equipos altamente contaminados. Se aplica en solución y se deja actuar durante un tiempo determinado para eliminar los microorganismos patógenos.

Alcohol

El alcohol es otro desinfectante comúnmente utilizado en la desinfección hospitalaria. Se utiliza en solución y se aplica en superficies y equipos para reducir la carga microbiana.

Amonio cuaternario

El amonio cuaternario es un desinfectante que se utiliza en la desinfección de superficies y equipos en el hospital. Se aplica en solución y se deja actuar durante un tiempo determinado para reducir la carga microbiana.

Clases de desinfectantes hospitalarios

Los desinfectantes hospitalarios se clasifican en diferentes clases en función de su modo de acción y su espectro de actividad. Algunas de las clases más comunes son:

Desinfectantes de oxidación

Los desinfectantes de oxidación, como el cloro y el peróxido de hidrógeno, actúan oxidando los componentes celulares de los microorganismos patógenos y reduciendo su carga microbiana.

Desinfectantes de alquilamina

Los desinfectantes de alquilamina, como el cloruro de benzalconio, actúan rompiendo la membrana celular de los microorganismos patógenos y reduciendo su carga microbiana.

Desinfectantes de ácido peracético

Los desinfectantes de ácido peracético, como su nombre indica, contienen ácido peracético y actúan eliminando los microorganismos patógenos mediante un proceso de oxidación.

Desinfectantes de ácido hipocloroso

Los desinfectantes de ácido hipocloroso, como la solución salina hipoclorosa, actúan de forma similar al cloro, oxidando los componentes celulares de los microorganismos patógenos y reduciendo su carga microbiana.

Es importante seleccionar el desinfectante adecuado en función de la superficie o equipo a desinfectar, el tipo de microorganismo presente y las normas y regulaciones de seguridad. Además, es necesario seguir las instrucciones del fabricante y realizar una evaluación continua del proceso de desinfección para garantizar su eficacia y seguridad.

Clasificación de antisepticos y desinfectantes

Los antisepticos y desinfectantes se clasifican en función de su actividad antimicrobiana y su capacidad para eliminar o reducir la carga microbiana en superficies y equipos.

Antisépticos

Los antisépticos son productos químicos que se utilizan en la piel y las mucosas para reducir o eliminar los microorganismos patógenos. Se clasifican en función de su espectro de actividad, que puede ser bactericida, bacteriostático, fungicida, virucida, etc. Algunos ejemplos de antisépticos son el alcohol, la clorhexidina, el yodo y el peróxido de hidrógeno.

Desinfectantes

Los desinfectantes son productos químicos que se utilizan en superficies y equipos para reducir o eliminar los microorganismos patógenos. Se clasifican en función de su nivel de actividad, que puede ser de bajo nivel, intermedio o alto nivel. Algunos ejemplos de desinfectantes son el cloro, el peróxido de hidrógeno, el ácido peracético y el amonio cuaternario.

Esterilizantes

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Características de un buen desinfectante

Un buen desinfectante debe tener ciertas características para garantizar su eficacia y seguridad en la desinfección hospitalaria. Vamos a ver, a continuación, algunas de estas características que hacen que un producto sea considerado como buen desinfectante.

Espectro de actividad amplio

Un buen desinfectante debe tener un espectro de actividad amplio, es decir, ser capaz de eliminar o reducir la carga microbiana de una amplia variedad de microorganismos patógenos, incluyendo bacterias, virus, hongos y esporas.

Eficacia

Un buen desinfectante debe ser eficaz en la reducción o eliminación de la carga microbiana de la superficie o equipo a desinfectar, en función de las necesidades y la situación específica. 

Facilidad de uso

Un buen desinfectante debe ser fácil de usar y aplicar, para garantizar su correcta aplicación por parte del personal médico encargado de la desinfección hospitalaria.

Tiempo de acción corto

Un buen desinfectante debe tener un tiempo de acción corto, es decir, ser capaz de eliminar o reducir la carga microbiana en un tiempo razonable, para minimizar el tiempo de inactividad de la superficie o equipo desinfectado.

Seguridad

Un buen desinfectante debe ser seguro para su uso en la desinfección hospitalaria, sin generar efectos tóxicos o negativos en el personal médico, pacientes o visitantes.

Estabilidad

Un buen desinfectante debe ser estable en diferentes condiciones, como la temperatura y la humedad, para garantizar su eficacia a lo largo del tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *