Carros de medicación

Cuando se tienen que manejar grandes volúmenes de medicamentos, pastillas y tratamientos, es fundamental mantenerlos ordenados y controlados. Grandes centros como residencias u hospitales utilizan en su día a día carros de medicación para suministrar a sus pacientes las pastillas que necesitan en su día a día. Como verás, en Cecoser Aragón existen diferentes tipos de carros para medicamentos. Todos nuestros carros de medicación hospitalaria cuentan con diferentes compartimentos en su interior que permiten organizar las pastillas por días, semanas, meses y, sobre todo, por paciente.

Además, para facilitar el desplazamiento, todos tienen ruedas. Encuentra aquí el carro de medicación residencias que estás buscando y solicita presupuesto, ¡te responderemos rápidamente!

Carros de medicación
Show Filters

Mostrando los 9 resultados

Categorías relacionadas: carritos de limpieza, accesorios para carros, carros para transporte de bandejas, carros lavandería

Para qué sirven los carros de medicación

En aquellos centros donde se suministra algún tipo de medicación, el tener un carro de medicación permite reducir la probabilidad de error y suministrar correctamente las medicaciones a un gran número de pacientes. Los compartimentos de los que disponen garantizan el completo orden de las medicaciones.

Carros de medicamentos hospitalarios

Los carros de medicación para hospitales y otros centros hospitalizados, además de ser un elemento muy práctico para suministrar la medicación a los pacientes, son indispensables para garantizar la calidad de vida y la seguridad de los pacientes. Las diferentes combinaciones de cubetas y cestas para carros, así como los dispensadores pastilleros, hacen posible miles de opciones, que se adaptan a todo tipo de necesidades.

 

Carros de medicación para residencias

En el caso de los geriátricos también es útil el empleo de un carro de medicación puesto que permiten mantener el orden y una correcta administración de los medicamentos a los múltiples pacientes que hay en las residencias. En especial los ancianos necesitan que se puedan adaptar sus dosis siendo importante llevar un buen control.